Inicio
Institucional
Quienes Somos
Links
Contáctenos
Actividades
Entrenamientos de Montaña
Audiovisuales y Conferencias
Museo de Historia del Montañismo
Salidas y Expediciones
Biblioteca
Arte y Cultura
Relatos de Viajes y Expediciones
Antropología y Arqueología
Historia del Montañismo
Galería Fotográfica
Cicloturismo
Videoteca
Libros y Música
Publicidades de Montaña
Noticias de Actualidad
Boletines
 
- NOTICIAS -



Odisea de una pareja en el hielo Patagónico

29/09/2009

Un deportista extremo y su novia, ex modelo inglesa, querían caminar casi 400 km desde Chile por los Hielos Continentales. Pero los sorprendió una tormenta y casi mueren congelados.

Tarka es un experto escalador, nacido en una familia de deportistas extremos.Se habían preparado física y mentalmente para hacer lo que nunca nadie había logrado: atravesar casi 400 kilómetros de hielos continentales en la Patagonia con comida para sobrevivir sólo 37 días. Sabían que los pocos que lo habían intentado y habían fallado describían la zona como una "travesía entre el cielo y el infierno": un infierno helado en donde un paso en falso sobre la nieve blanda podía hacer que una grieta de 60 metros de profundidad se los tragara. Durante más de un mes, con su teléfono satelital fueron contando en Twitter cómo se salvaron de una avalancha, que pasaron días sin dormir empapados y al borde del congelamiento, que una noche de tormenta el viento enterró la carpa y casi los "sepulta vivos". Ayer, los dos montañistas fueron rescatados en Santa Cruz y en el último audio que él grabó mientras esperaban el helicóptero, con los pies congelados y ella casi ciega, le pidió que fuera su esposa.

Tarka L'Herpiniere (28) y Katie-Jane Cooper (29) son una pareja de andinistas experimentados. Para este viaje formaron un equipo llamado "The Rivers of Ice team": ellos, una psicóloga, una manager y una productora de televisión que iban a asistirlos desde Londres. Querían ser el primer equipo que lograra cruzar la tercera capa de hielo continental más grande del mundo en el Sur de la Patagonia, entre Argentina y Chile. Partieron de la base del glaciar Jorge Montt, en Chile y querían llegar a su punto más austral, el Glaciar Balmaceda, para ingresar al Parque Nacional Torres del Paine. Arrancaron el 24 de agosto, pero por alguna buena razón alguien llamó a esos hielos "el cielo y el infierno". Ese teléfono satelital que llevaron para que desde Londres subieran a la Web los pormenores de su aventura y para grabar un documental, terminó salvando sus vidas.

Como un diario de viaje compactado, Twitter les permitió ir dando señales de vida en un puñado de palabras. Pero entre el principio de hipotermia, el congelamiento de los pies a pesar de las botas rígidas, los ataques de pánico y lo que definieron como "la peor noche de sus vidas", la expedición fue un calvario desde el principio. Hasta que hace cuatro días, una tormenta con vientos de 120 kilómetros por hora dejó su carpa destrozada y decidieron que su odisea tenía fecha de vencimiento. Trataron de buscar un camino para volver y se perdieron del lado argentino, en la zona del Glaciar Spegazzini. Así fue que el lunes, vencidos, enviaron un mensaje a Londres con su teléfono satelital, desde allí se comunicaron con el Consulado en Argentina y Gendarmería Nacional salió a buscarlos.

Tarka L'Herpiniere (28) y Katie-Jane Cooper (29).Ayer, apenas hubo luz natural, un helicóptero partió de El Calafate con dos pilotos y cuatro rescatistas expertos en rescates en alta montaña y en hielo. Al mediodía lograron verlos pero "fue imposible posar el helicóptero porque en esa zona las grietas son de unos 5 metros de ancho y de hasta 60 metros de profundidad", contó a Clarín el piloto, Héctor Sequeira. Lograron aterrizar pero a unos 5 kilómetros. "Era un laberinto de grietas que tuvimos que subir y bajar tratando de detectar la nieve azulada", dijo David Flores, uno de los rescatistas. Cuando la nieve es azulada y blanda significa que abajo esconde esas gargantas. Los encontraron agotados, a unos 100 kilómetros al oeste de El Calafate, al norte del glaciar Perito Moreno, en el glaciar Spegazzini.

Gendarmería los llevó al Hospital Dr. Formenti. La ceguera temporal de Katie resultó ser una "queratoconjuntitvis por exposición a la nieve, una doble inflamación que afecta a la conjuntiva ya la córnea. Estaban exhaustos y muy flacos, es que en la zona en la que estuvieron los últimos tres días no hay ni agua para tomar", contó a Clarín Marcelo Bravo, director del Hospital y médico de Gendarmería en El Calafate. Los dos tienen lesiones leves por congelamiento en los miembros inferiores pero está previsto que hoy mismo les den el alta.
Ayer, antes de levantar los brazos para que los rescatistas los vieran, antes de que los rescatistas les hicieran señas de luces para "cortar con el aislamiento psicológico", Tarka grabó un audio con su teléfono y lo envió a su equipo en Londres. Dice algo así: "A pesar de que no pudimos lograrlo, el coraje, el compromiso, la pasión y la dedicación que has puesto Katie en este viaje... ¿Podrías hacer algo por mí? Por favor, acepta ser mi esposa". El anteúltimo mensaje en Twitter dice que están esperando el helicóptero. El último dice: "Dijo que sí!!!!!!!!!".


Fuente: Diario Clarin

 

 
Jefe de Proyecto: Ing.Natalia Fernández Juárez      Diseño/Desarrollo: Hernán Rafaele
Desarrollo: Luis Cribellati















TEL  +54.11.4861.1063  |   e-mail: info@culturademontania.com.ar


W W W . C U L T U R A D E M O N T A N I A . C O M . A R